Un regalo especial para un día especial

Por fin llegó el día en el que Vicky le regaló a su futuro marido ese regalo tan especial que con tanto mimo había planificado y preparado. Una sesión de lencería de novia.

La reacción de su chico no pudo ser mas gratificante y el gesto de su cara denotaba una felicidad radiante. Fue un claro símbolo de entrega y compromiso, antecedente del matrimonio que mas adelante contraerían, y que al igual que el reportaje fotográfico, seguro perdurará por todas sus vidas.

La novia delante de la cámara estuvo simplemente espectacular… Estaba guapa, natural, sensual, con ese brillo en los ojos que solo las novias y embarazadas tienen y sobretodo, segura de sí misma… Segura de que lo que estaba haciendo era algo muy especial para su chico. Así pues resultó muy sencillo destacar esos detalles en el resultado final. Lo mejor de todo, SU reacción al ver el trabajo. Ella se gusta, se encanta y eso convierte su regalo también en un regalo para ella misma.

La sesión fue muy divertida. Las primeras risas nerviosas al comenzar junto con alguna que otra mirada vergonzosa dieron paso rápidamente a una perfecta sintonía y feeling, creando un clima de total tranquilidad y confianza.

Por mi parte, solo me queda dar las gracias a Vicky por confiar en mí para este trabajo tan especial y desearos a ambos una vida llena de felicidad para siempre.

Aquí os dejo una pequeña muestra del reportaje, para que podáis ser partícipes de todo esto que os he contado. El resto del reportaje, queda en sus intimidades por siempre…

 

Un comentario en “Un regalo especial para un día especial

Deja un comentario